Bartolomé y Carlos Marí Mayans: «Hay que saber tratar las mejores plantas ibicencas»

Bartolomé y Carlos Marí Mayans: «Hay que saber tratar las mejores plantas ibicencas»

Con 140 años de historia y el sabor de Ibiza entre sus manos, los licores de Familia Marí Mayans llegan desde el campo de la isla y conquistan los paladares de todo el mundo, literalmente. Las hierbas no tienen secretos para ellos y son un lienzo para crear nuevos productos cada temporada. Bartolomé y Carlos Marí Mayans, quinta generación de una familia dedicada a dar vida a espirituosos elaborados 100% en las Pitiusas, han tomado el testigo y siguen trabajando como lo hacía su tatarabuelo, sin renunciar a las nuevas tecnologías y a la innovación. Así trabajan desde 1880 y bajo el lema ‘Ibiza en tu copa’ .

Todos vuestros productos se hacen íntegramente en Ibiza, ¿repercute este hecho en su sabor?

Exacto. Toda nuestra elaboración, desde la recolección de la planta hasta los procesos de maceración, destilado o embotellado, tienen lugar en Ibiza. Para nosotros eso es esencial, pero es muy importante elegir la mejor materia prima de la isla y el secreto está en saber dar forma a todo ese proceso de elaboración. Las plantas de Ibiza son excepcionales, pero hay que saber tratarlas como corresponde.

¿Cuáles son las dificultades de producir en Ibiza?

Las principales dificultades son logísticas en cuanto a frecuencias marítimas y precios. En nuestro caso a veces doblemente porque exportamos un 25% de nuestra elaboración. No hemos llegado a tener grandes problemas de cantidad de plantas para finalizar nuestros procesos, pero es cierto que algún año las cosechas han sido menores que otros. Basta una temporada de mal tiempo, que dañe las plantas, o una mala cosecha, para que se vea bastante mermada la cantidad de aromáticas disponibles. De todas formas, siempre somos previsores en ese sentido y tenemos acuerdos con numerosos payeses de la isla.

¿Cuál es la planta más versátil de las que utilizáis?

Utilizamos multitud de plantas y tratamos todas por separado. Algunas las destilamos, otras las maceramos también hacemos ebulliciones e infusiones. Las plantas que más utilizamos son el tomillo, la Hierba Luisa y los cítricos. También usamos bastantes bayas de enebro, hinojo, romero y ajenjo.

¿Hay alguna hierba que os gustaría utilizar y que no habéis podido utilizar en ningún licor?

No, aunque todo es probar. Gracias a que tenemos tantos años de experiencia sabemos qué puede funcionar y qué no. Son muchos años de ensayo y error. Si revisamos los recetarios que conservamos desde que nuestra familia se dedica a las plantas, observamos que se han llegado incluso a utilizar incluso espinacas en algunas elaboraciones.

Tenéis patentado el nombre comercial de Frígola, un licor muy apreciado en la isla, ¿cuál es la ocasión perfecta para brindar con esta bebida? ¿Cómo sería la forma perfecta de servirla?

Se trata de un licor de puro destilado de tomillo. Una bebida muy versátil que puede tomarse en cualquier ocasión, aunque en nuestro caso es nuestra favorita, con hielo, después de las comidas, obviamente sin olvidarnos de nuestras hierbas. También se está incorporando bastante su especial toque en la coctelería.  width=

Habéis conseguido tener una auténtica legión de fans de vuestro producto estrella: las Hierbas Ibicencas. ¿Cuál es la anécdota más excéntrica que podéis contar?

Efectivamente cada vez son más las personas que nos hace llegar su pasión por nuestra marca. Con el asunto de las redes sociales nos llegan multitud de fotos de toda índole. Desde personas muy famosas, hasta gente normal y corriente que nos muestra cómo desde el lugar más recóndito del planeta se toman nuestras hierbas. También nos llegan bastantes fotos de gente que se tatúa nuestra botella. Algunas de estas fotos las publicamos en nuestros perfiles.

Incluso la gente que no bebe habitualmente hace excepciones con las Hierbas Ibicencas, ya que es la bebida que define la isla, ¿cómo se consigue este efecto?

Es una bebida muy ligada a Ibiza y Formentera y a los buenos recuerdos de nuestras islas. Siempre recomendamos tomarlas en buena compañía y responsablemente.

Os habéis lanzado al mundo de las ginebras a lo alto, ¿por qué esta bebida y no otra?

Realmente nosotros destilamos ginebra desde hace muchísimos años. Tratamos la baya de enebro (componente principal de todas las ginebras) desde hace décadas. Apostamos fuerte hace unos años por dar vida a IBZ; un Gin Premium muy aromático con toque de frígola. Lo presentamos en un vistoso envase; botella de vidrio de alta calidad y tapón de coctelería de madera. La botella va serigrafiada y simula la etiqueta verde típica de facturación del avión de destino a Ibiza. Ha tenido muy buena acogida. Este año le hemos dado una vuelta de tuerca sacando un Premium Dry Gin: IBZ 48. Su presentación es la misma que la de IBZ, pero serigrafiada en color azul. Además, para diferenciarnos, es la única ginebra de España con una graduación tan alta: 48 grados.

¿Por qué es la graduación de la nueva IBZ 48 tan especial?

Todas las ginebras Premium se han encasillado en graduaciones mínimas de 40%. Aunque realmente esto no es así, mucha gente cree que en la ginebra a mayor graduación mejor calidad y esto no es verdad. La calidad se consigue con buena materia prima y procesos y destilaciones muy cuidados. No hay mayor secreto. Es difícil llegar a graduaciones altas sin perjudicar el balanceado de la ginebra, que sea demasiado fuerte. Por eso, las destilerías apuestan por un estándar de 40 a 45 grados de alcohol como máximo. Nosotros nos hemos ido al 48%, mimando que el balanceado de alcohol sea perfecto y se perciba el sutil toque de cítricos que le da mucha frescura. Es una ginebra que sorprende.

¿Cuál es vuestra bebida favorita?

El gran desconocido de la isla: el aperitivo ‘Palo’. Se trata de un licor elaborado con plantas leñosas que combina muy bien con unas gotitas de ginebra y de sifón (o soda / agua con gas).

¿Y el más extraño que habéis probado con vuestros productos?

Se ve que es creciente tendencia, por los comentarios de nuestros clientes, tomar nuestras hierbas en chupito con una gotita de tabasco o una copa de Frígola con zumo de lima.

Deje su comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico