Una experiencia sensorial en Dalt Vila

El chef Edwin Vinke aterriza en Ibiza con sus dos estrellas Michelin en un contexto único y sorprendente

Sentir el abrazo de la historia de Ibiza, rendir homenaje al mar a través del paladar y viajar por diferentes lugares desde un palacio situado en Dalt Vila. Esto y mucho más es posible en 1742, el nuevo proyecto que ha unido a Nassau Group y al chef holandés Edwin Vinke para continuar elevando el nivel gastronómico de la isla.

Pasión por el mar en el menú.

Apasionado del mar, el cocinero con dos estrellas Michelin aterriza en la isla con una propuesta exclusiva, íntima, en la que la experiencia sensorial va más allá de los sabores y los aromas. Llega también en forma de imágenes, texturas y un sonido ambiental cuidado también al detalle.

Creatividad y producto.

Un menú de siete pases espera al comensal en 1742 en un contexto más que singular. La sorpresa está presente todo el tiempo: desde la llegada al restaurante por las calles empedradas de la ciudad antigua hasta las vistas a la catedral a escasos metros, pasando por el hall con una pared llena de rosas que parecen ascender hasta volar y todos y cada uno de los platos de esta degustación.

Celebrar la vida sumergidos en la historia.

La atmósfera es en sí misma una experiencia sensorial. Los secretos e historias que albergan las diferentes estancias del edificio, construido precisamente en 1742, parecen resucitar cada noche.

«Que tanto los platos como las obras de arte te alimenten, emocionen e inspiren», expresan desde 1742, un local que imprime su filosofía creativa desde su milimetrada decoración hasta la última cucharada de cada plato.

Compartir:

Deje su comentario

Índice de contenido

En clave

Artículos Relacionados

En clave

Te puede interesar

De Vila

Con un trato próximo y familiar de todo el equipo y la gastronomía de cocina ibicenca elaborada a fuego lento, con las típicas recetas de

Restaurante Asador Can Pilot

Especialidad en carnes a la brasa hechas a la parrilla, gran variedad de ensaladas y algunos platos típicos ibicencos, frito de pulpo, frito de cerdo,