La historia viva de Sant Carles

La historia viva de Sant Carles

Sentarse a comer o cenar y tomar una copa de hierbas ibicencas en la sobremesa es un clásico

El interior del salón de Ca n’Anneta. |

El interior del salón de Ca n’Anneta. |

Tomar una copa de hierbas en Ca n’Anneta es un plan imprescindible en cualquier época del año, ya sea después de comer o cenar, en verano o en invierno. Este establecimiento se ha convertido en punto de reunión imprescindible de personas de toda la isla, un restaurante en el que todos se sienten como en casa por su ambiente próximo y familiar.

Ca n’Anneta representa la historia viva de Sant Carles, un punto de unión entre generaciones. En una antigua casa de más de 150 años, comenzó como una pequeña tienda de ultramarinos con un bar en el siglo XIX. Con la llegada de los hippies que se instalaron en esta zona de la isla en los años 60, Ca n’Anneta se convirtió un espacio de conexión con toda Europa, allí se instalaron buzones a los que llegaban las cartas de estos entonces nuevos residentes.

Hoy, en pleno siglo XXI, todavía permanecen huellas de ese pasado que llenan de encanto un restaurante sencillo, sin grandes pretensiones. La variedad es su razón de ser, con tapas diferentes para comer o picar algo a mediodía o por la noche. En su carta hay también una selección de carnes a la brasa, pescados, pizzas, pastas y ensaladas. Platos sencillos, sabrosos y económicos durante todo el año para que todo el mundo se pueda sentar a disfrutar de un ambiente tan singular.

Ya sea en su terraza o en su gran salón interior, Ca n’Anneta es la parada perfecta para esos días en los que apetece empaparse de la esencia de Ibiza.

Compartir:

Deje su comentario

Índice de contenido

En clave

Te puede interesar

De Vila

Con un trato próximo y familiar de todo el equipo y la gastronomía de cocina ibicenca elaborada a fuego lento, con las típicas recetas de

Restaurante Asador Can Pilot

Especialidad en carnes a la brasa hechas a la parrilla, gran variedad de ensaladas y algunos platos típicos ibicencos, frito de pulpo, frito de cerdo,