Hotel Rural Can Curreu, una ventana a la diversidad ibicenca

Hotel Rural Can Curreu, una ventana a la diversidad ibicenca

El Hotel Rural Can Curreu, ubicado en el corazón de Sant Carles, es el lugar ideal para desconectar del ajetreado ritmo del invierno y disfrutar de unas vacaciones en un enclave mágico, donde los únicos sonidos que acompañan a los asistentes son el canto de los pájaros, el murmullo del agua y, tal vez, el sonido del corcho de una deliciosa botella de champagne.

Descanso y bienestar en el campo. CAN CURREU
Descanso y bienestar en el campo. CAN CURREU
Un lugar donde perderse, rodeado de naturaleza y de tranquilidad, y donde dejar a atrás las preocupaciones mientras las aguas termales del exclusivo Spa le sumergen en un estado de paz y serenidad. La casa original del hotel data de hace doscientos años y se ha ido reformando convirtiéndose en lo que es ahora, un auténtico paraíso del descanso donde el color blanco de las paredes se funde con el verde del campo respetando la tradición ibicenca. El recinto ofrece todo tipo de servicios para hacer de su estancia una experiencia inolvidable.
Un enclave rodeado de naturaleza. CAN CURREU
Un enclave rodeado de naturaleza. CAN CURREU
Además, de la mano del hotel rural surge el restaurante Estel, ubicado en Santa Eulària, un lugar frente al mar creado para fusionar la gastronomía de autor con las recetas más tradicionales, donde los productos más frescos dan la bienvenida a los clientes entre exquisitos cócteles y un servicio impecable.
El restaurante Estel se encuentra en el paseo marítimo de Santa Eulària. ESTEL
El restaurante Estel se encuentra en el paseo marítimo de Santa Eulària. ESTEL
Refrescantes y variados cócteles. CAN CURREU / ESTEL
Refrescantes y variados cócteles. CAN CURREU / ESTEL

Deje su comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico